“Que España pidiera el rescate este fin de semana podría ser un factor positivo para los mercados, que consolidarían niveles alcanzados en agosto y septiembre”, considera Nicolás López, director de análisis de M&G Valores.

ENDESA
Es una compañía que tiene implantación dentro de España, aunque ahora el capital es básicamente italiano al estar en manos de Enel.
Solo tiene un 10% de free flot, por lo que tiene menos liquidez que Iberdrola y eso ha hecho que los inversores la tengan más olvidada. No obstante, es una buena compañía para plantearse tener una alta rentabilidad por dividendo. A largo plazo tiene que dar una rentabilidad razonable vía dividendo y con el pequeño plus especulativo de que Enel pueda decidir una OPA de exclusión.

BANCO SANTANDER
La probabilidad de que Santander recorte el dividendo es pequeña. Como mucho, podría reducir el dividendo para contar con más liquidez, pero sería en una cuantía pequeña.

BANCO POPULAR
Los intereses de los bonos sí se van a pagar en el caso de las emisiones de bonos convertibles. No obstante, si tuviera convertibles del Popular esperaría. Seguiría cobrando el cupón y las convertiría lo más tarde posible, esperando que dentro de un año la bolsa esté mejor que ahora.
La ampliación va a suponer una presión para la acción porque la cuantía es muy grande. No obstante, no espero que vaya a caer un 40%. El precio actual, en torno a 1,50-1,60 euros, ya refleja las presiones que tiene y, si cae más no se justificaría por la situación propia de la entidad. Para un inversor de medio-largo plazo, estas caídas no le deben preocupar, pues, al final, la operación va a reforzar su capital.

OHL
Recientemente ha canjeado con Abertis sus activos en Brasil por acciones de la propia Abertis. Poco a poco su cotización se va recuperando. Su cartera de pedidos no está en máximos, como lo estuvo en 2007, pero está bastante bien posicionada.

IBEX 35
El Ibex 35 se da la vuelta porque el mercado espera que España pida el rescate. Con el BCE interviniendo los mercados, la prima de riesgo bajará y en el medio plazo quizás nuestro país pueda financiarse a unos tipos razonables.

INVERSIONES ESPECULATIVAS
Con la expectativa de que podamos pedir el rescate próximamente, podaríamos llevar a cabo una inversión especulativa en bancos, como Bankinter, que ha tenido unos buenos resultados en las auditorías, y en Mapfre, que se beneficiaría de una caída de las primas de riesgo y no tiene tanta volatilidad como los bancos.


Declaraciones a Radio Intereconomía