"Los acontecimientos más importantes de esta semana eran las subastas de deuda italiana porque el país transalpino podría estarse separando de la tensión de otros países periféricos como Grecia o Irlanda", indica Alexis Ortega, socio director de Finagentes Gestión.

"La desconfianza es el verdadero problema", dice el experto, quien indica que "el diferencial entre la deuda italiana y la española está en máximos históricos, prácticamente en los 200 pb".

"La úlitma inyección de liquidez por parte del BCE fue importante, pero casi la mitad de lo prestado ha vuelto a los depósitos del propio BCE. Sin embargo, tarde o temprano volverá al mercado".

"Teníamos una práctica estabilidad con el euro sin bajar de los 1,30 dóalers, pero la ruptura de esta zona, con un merdado poco líquido y con las bolsas cayendo, se rompió. Si pierde los 1,2870 dólares, que fue el mínimo que marcó en enero, podría profundizar más los descensos. Además, con la entrada del nuevo año hay que tener en cuenta que hay muchas posiciones vendedoras en el euro, por lo que podría seguir cayendo".

Además, "hay una cierta relación entre el precio del petróleo y el dólar y, la subida del dólar ha hecho que el Brent caiga".

Mal dato de desempleo semanal en EE.UU., sin embargo, el mercado no reacciona tan negativamente pues, "hay que ver el dato de empleo en toda su magnitud. De momento estamos intentando hacer un cierre del año bonito tras un 2011 desastroso".

En EE.UU., "los PMI locales, como el de Chicago o el de Detroit, dan las pautas sobre cómo irá el índice nacional. Este tipo de datos,q ue hablan de expectativas, nos vienen muy bien para analizar cómo será el año que viene. El dato, de momento, es positivo, porque permanece por encima de 50. Esperamos una caída, pero sin perder los 50 puntos".


Declaraciones a Radio Intereconomía