Wall Street comenzó la sesión en negativo, en una jornada en la que los resultados empresariales centran la atención de los inversores. Tal y como explica Juan Carlos Castillo Montero, Director de Análisis de Capital Bolsa “estamos en plena temporada de publicación de resultados” y “la semana pasada fueron mejor de lo esperado sobre todo los de la banca regional lo que provocó una mejoría en el mercado”. “Esta semana –apunta el experto- no son mucho peor de lo esperado pero las previsiones no están siendo positivas, lo que conlleva que los inversores crean que los próximos meses serán peores y hacen bajar a las compañías”.
Además a pesar de las buenas cifras –McDonal’s por ejemplo aumentó sus beneficios un 24% y es una de las grandes-“la volatilidad que está habiendo en los mercados es enorme” y –recuerda el analista- que “estamos en un escenario en el que es difícil hacer una valoración de los mercados”. Castillo Montero apunta que “hay análisis que hablan de que los mercados cotizan a ratios que pueden ser oportunidades para comprar porque tenemos ratios de beneficio cercanos a la media histórica” mientras que “otros análisis establecen que esos ratios no sirven, sino que hay que utilizar ratios decenales y en base a esos ratios la sobrevaloración del mercado rondaría en 25 ó el 30%”. “Es –resume el experto-la diferencia de opiniones entre los que creen que lo peor ha pasado y los que opinan que lo peor está por venir”. Para Castillo Montero la debilidad del dólar y el precio del petróleo “tienen cierta importancia en decisiones operativas de estos últimos días”. Sin embargo “el precio del petróleo lleva días marcando récord históricos y de hecho se preveía que una economía con el barril por encima de los 100 dólares no podría subsistir” pero “no hemos visto una especial incidencia en los datos de inflación”. Sí es cierto que “terminará por influir y somos de los que hemos apuntado –recuerda el Director de Análisis- el riesgo que implican los datos a nivel de la inflación y la repercusión que tendrá el precio del petróleo en la cadena productiva”. Pero ahora mismo “el mercado se fija más en las cifras y además el sector inmobiliario modera la inflación” así que “ya habrá tiempo de preocuparse por ella”, de momento importan los resultados de las empresas. Así las cosas la opinión de Castillo Montero pasa porque “la FED recortará los tipos porque la inflación no tiene la suficiente relevancia y la Reserva Federal da prioridad al crecimiento” aunque “hemos visto a miembros de la Reserva preocupados por la subida del petróleo y lo que podría provocar en los costes de producción”. Pero de momento “la estrategia se centra en ese recorte de tipos”. El experto mantiene que “la FED ha llevado a cabo políticas monetarias agresivas y lo va a seguir haciendo”. El experto resume que “nuestro escenario operativo no es optimista, y aún quedan incertidumbres y muchos riesgos en el mercado”. “Creemos –añade- que el proceso de impagados y de activos de alto riesgo de créditos al consumo o al automóvil va a continuar”. Por lo tanto, “no deberíamos entrar largos al mercado” y si se entra, hacerlo en “sectores alternativos o en activos menos conocidos como el agua, el uranio, la energía nuclear o las mineras y siempre en pequeñas compañías”. De lo contrario lo mejor es, según su punto de vista, “posicionarse en corto en el mercado”.