La bolsa neoyorquina prolongaba su recorrido descendente de los últimos días tras conocerse que la inflación subió en julio el doble de lo que esperaba el mercado y que los solicitantes de subsidios por desempleo no bajaron tanto como estaba previsto tal y como explica Diego Escribano, director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada quien cree que “en un entorno económico como el actual lo que más preocupa al mercado no es el dato de inflación –ya descontado- sino la destrucción de empleo”.
Y es que, en Wall Street reina la preocupación por que los consumidores estén conteniendo el gasto debido al encarecimiento de precios, a lo que se suma la devaluación de las viviendas y los mayores riesgos del mercado de trabajo. De ahí que la apertura del mercado americano se tiñera de rojo en los primeros minutos de negocio, “salvo el Nasdaq que lo hace mejor”, señala el experto de Fortis Banca Privada. “Nosotros recomendamos el sector de las tecnologías como el sector más defensivo”, asegura Escribano que añade, “el soporte de los 1.250 es probable que los veamos en el corto plazo”. Otro de los datos macro del día fueron los embargos hipotecarios que aumentaron en julio un 8% respecto a junio y un 55% interanual, afectando a un total de 272.171 hogares y que son, a juicio de Diego Escribano el claro ejemplo de que “la crisis subprime se está trasladando a otro campo como es el sector inmobiliario. Aunque Greenspan –recuerda este experto- ha indicado que los precios de las viviendas en Estados Unidos comenzarán a estabilizarse en el primer semestre del próximo año”. Mientras, y en el plano empresarial, ni siquiera Wal-Mart que anunció que mejora su beneficio del segundo trimestre en un 20% se salva de los números rojos. El director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada explica, “aunque los datos de Wal-Mart han sido positivos, lo cierto es que las previsiones que maneja para el tercer trimestre del año son de un crecimiento menor. Esto es lo que hace que el valor no esté en zonas positivas”. Y es que para este experto, en general “estamos en tierra de nadie. No hay catalizadores para subir y tampoco volúmenes de negocio. En agosto –señala el experto- cualquier movimiento no puede ser extrapolado a una tendencia, habrá que esperar a la segunda semana de septiembre”. Ya en el capítulo de recomendaciones, Escribano lo tiene claro. A muy corto plazo “veríamos una posibles tomas de posiciones en el sector energético y sobre todo –dice- en aquellos valores que se han visto perjudicados por la caída del petróleo”. El experto de Fortis Banca Privada se muestra positivo también en los certificados del oro “que han llegado a tocar los 800 dólares la onza”, por eso recomienda “volver a atacar el nivel de los 850 dólares”. Desde una perspectiva de inversión más a largo plazo, Diego Escribano se fija en una compañía “CVS, que anteayer compró 591 farmacias en a parte de California”, dice, “creemos que lo hará muy bien, ya que está muy contrastada su gestión. Está expandiéndose en zonas donde no tenía presencia”. La recomendación de este experto pasa por “aprovechar el precio que ha pagado para posicionarse en ella con vistas a dos o tres años”