Ahora caminamos hacia los 12.000 puntos, nivel en que la tensión aparecerá, alternando jornadas de subidas con las de bajadas pero siempre con máximos crecientes y mínimos decrecientes.
El mercado está tranquilo por las expectativas de resultados y, tras el susto de ayer, retoma la senda alcista. Ahora caminamos hacia los 12.000 puntos, nivel en que la tensión aparecerá, alternando jornadas de subidas con las de bajadas pero siempre con máximos crecientes y mínimos decrecientes.