Los mercados tienen varios frentes abiertos durante la semana. De un lado, Trichet. A dos días de decir adiós a la institución "no bajará tipos pero dejará la puerta abierta para que el mercado así lo interprete". El tema de Grecia seguirá afectando a la deuda y, especialmente, al sector financiero.

Dos días antes de decir adiós a la institución, Trichet seguirá “lanzado las advertencias de que sigue mirando la inflación. En su reunión se esperan pocas sorpresas a la vista de las últimas declaraciones”, reconoce Mercedes Camacho, jefa directora de Omega IGF. Esta experta cree que el mandatario del BCE dejará abiertas las puertas para que el mercado interprete que cambió su sesgo, de uno alcista a neutral, y el siguiente será de bajada de tipos de interés. “No creo que sea este jueves pero sí dará dados los pasos para que el mercado así lo interprete. El nuevo entorno macro se ha deteriorado y lógicamente las subidas de tipos tienen que parar y comenzar a darse la vuelta”.

Los mercados nuevamente inmersos y afectados por la crisis de deuda. Camacho asegura que “los mercados vuelven a estar muy penalizados por el retraso del eurogrupo en dar ayudas a Grecia. El contexto de mercado deja una gran batalla con muchos frentes abiertos en los que se habían establecido defensas, muchas de las cuales están cayendo. Los invadidos- que son los mercados- intentan replegarse con la aversión al riesgo, búsqueda de refugio – yen, dólar- en una situación en la que cada vez que se avanzan en las soluciones se vuelven a dar pasos para atrás”. Faltarán meses para que los mercados vuelvan a recuperar la confianza.

El sector bancario tiene escasas recomendaciones de inversión. “Está muy afectado por la crisis de deuda de la Eurozona pues prácticamente todos los bancos son tenedores de deuda griega y si finalmente se produce un default o moratoria ordenada, estos bancos verá cómo la valoración de sus activos disminuye”. Por otro lado, estamos en países en los que estamos en medio de una reestructuración financiera por lo que queda mucho para que veamos la luz.

En declaraciones a Radio Intereconomia, Camacho reconoce que desde que ocurrió la quiebra de Lehman Brothers se ha demostrado que existen los cisnes negros. “Por lo que no pondría la mano en el fuego asegurando que Dexia no podrá quebrar. Es cierto que se pondrán todos los mecanismos para evitarlo pero los países no tienen dinero para rescatar a todos los bancos”.

En cuanto a las declaraciones de Bernanke, esta experta advierte de que alentador será poco “resaltará que la economía sigue débil”.