Situación imprevisible y con mucha volatilidad en los mercados de renta variable, especialmente el español. Javier Barrio, de BPI reconoce que la inestabilidad seguirá estando presente pero sin olvidar que en nuestro país los datos macro son el fundamento para las caídas.

En el corto plazo, la situación de los mercados es imprevisible “aunque estamos viendo cómo las bolsas europeas podrían capear un poco el temporal”, reconoce Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI. Este experto advierte de que hoy la jornada es bajista “con una volatilidad muy elevada que se ve favorecida por un diferencial de deuda ligeramente por debajo de los 400 puntos básicos.

Respecto a un posible ataque especulativo, Barrio reconoce que “no debemos dejarnos llevar por el victimismo de los ataques porque si miramos a los datos macroeconómicos de España vemos que son muy malos: producción de manufacturas o el PMI muestran recesión, los datos de empleo….son datos que hablan por sí solos”. El hecho de que los ataques estén focalizados en España tienen un fundamento “el diferencial es una medida extrema pero hay motivos de esta penalización”.

Respecto a los resultados de Amadeus, Barrio admite que “van en línea con las estimaciones. Mejor a nivel de beneficio neto pero lo más importante es la subida de las estimaciones respecto al número de pasajeros”.
Sus recomendaciones se basan en estar fuera del sector financiero “aunque acorto plazo pueda haber un rebote y buscar compañías con poca exposición a España como Ferrovial o Inditex. Valores que realmente tienen poca dependencia al ciclo español y que, a pesar de las caídas, rebotarán con fuerza una vez se tranquilicen los mercados”.