“Las noticias que se están moviendo a primera hora no son buenas”, asegura Victoria Torre, responsable de análisis de SelfBank. 

En Estados Unidos, “se esperaba un mejor dato de empleo lo que fue un jarro de agua fría para las bolsas”, según comenta Torre en declaraciones a Radio Intereconomía. “Un dato que fue una gran decepción”.

Dato que tampoco gustó “fue la inflación china” puesto que de ella depende en gran parte que veamos nuevos estímulos a la economía. Toda la atención se centrará a partir de esta semana en la temporada de resultados en Estados Unidos, “donde se esperan peores datos”.