Ante la inestabilidad que preside el mercado, no estamos en el mejor momento para retomar posiciones a medio y largo plazo. En lo que se refiere al corto, no se descartan nuevas caídas en los próximos días aunque se están empezando a ver ciertas consolidaciones.
Hoy será un día tranquilo aunque la volatilidad característica del mercado en últimas fechas va a continuar. Lo que más inquieta es la venta en los mercados de deuda a medio y largo plazo condicionada por las continuas alzas e incertidumbres de los tipos de interés que se constituyen como detonante de los ajustes.