Ante la subasta de deuda española llevada a cabo hoy, Joan Cabrero, analista de Bolságora, afirma que “todo huele a pólvora, aunque hay algo positivo aún, pues los principales índices europeos aún no se han perdido soportes claves”.

En el caso del EuroStoxx 50 estos soportes están en 2.200 puntos y, en el caso del Dax, en los 5.720. “Mientras mantengan estos soportes, podemos respirar aunque, si los pierden, tendríamos una debacle hasta los mínimos”, afirma el experto en declaraciones a Radio Intereconomía.

“Hoy hemos tenido nuevos máximos en la rentabilidad del bono a 10 años español, pero el Ibex 35 está a un 10% de los mínimos de agosto, por lo que la situación se podría revertir”.

“Contagio para Francia es lo que está comprando el mercado, pero es que es sorprendente porque Kazajstán está pagando dos puntos menos por colocar su deuda. Esto va por barrios y por momentos”, considera el analista.

Desde Bolságora reconocen que “hemos tomado posiciones en los bancos aprovechando las caídas, si bien, hay que tener siempre presentes los stops. Por ejemplo, los mínimos en 5 euros de BBVA, que ahora supondrían una caída del 5% para confirmar que la reestructuración bancaria que se ha planteado ha sido fallida”.

Ahora, “mientras no se superen los máximos del lunes, no hay nada en el mercado que nos parezca atractivo para tomar posiciones”.