La prima de riesgo española está descontando los problemas que vive el sector financiero, más que las medidas de austeridad que se están llevando a cabo. Alexis Ortega, de Finagentes Gestión reconoce que “mientras el BCE garantice liquidez, no habrá rumores de intervención en la economía española”. La cosa cambia si la entidad sigue con la política de las últimas semanas.
¿Miedo de que puede llegar un default para España?. ES un tema recurrente en el mercado, hay que tener en cuenta que “los planes de ayuda a los países del sur de Europa no han acabado – incluso se habla de un segundo rescate de Grecia con problemas, un segundo de Portugal – e incluso la dinámica de que existe en el mercado de subida de primas de riesgo”, reconoce Alexis Ortega, socio director de Finagentes Gestión.

Las primas de riesgo descuentan “más que falta de políticas, que el sistema financiero está en una situación muy complicada y cada vez que no se le suministra liquidez, transmite su incomodidad y se refleja en subida de la primas de riesgo”. Mientras el BCE garantice que va a comprar no habrá intervención pero mientras deje de hacerlo como ha hecho en las últimas semanas, seguirán los rumores en torno a nuestra economía.

España está en el límite. “Estábamos compartiendo entre España e Italia este puesto, ahora hemos batido a la economía transalpina y es algo más relacionado con los bancos – que se transmite a la economía real – que con las propias medidas que tomen los políticos”, reconoce el experto en Radio Intereconomia.

Los datos de china ponen de manifiesto algo que ya se veía venir porque teníamos la idea de que íbamos a salir de la recesión con el tirón de los emergentes. “Estamos volviendo al famoso decoupling que no funcionó en 2008 y ahora la idea es que EEUU será el protagonista del nuevo desacoplamiento y lo cierto es que al otro lado del Atlántico no estamos viendo recuperación, sino una serie de asteroides basados en un gasto público desbordado”.

La semana que viene hay Ecofin, importante por la cuantía del fondo de estabilidad, Alemania de alguna manera necesita unas primas de riesgo altas en los países del sur para obligarle a hacer determinadas reformas. En torno a los 700.000 millones de euros podría ser un punto intermedio entre ambas economías, la alemana y la periferia. Además, uno de los elementos que hace que Alemania esté al margen de la crisis es que su competitividad aumenta con un euro a 1.30 dólares.

En Wall Street, un dato de ventas de vivienda en negativo, “que coincide con el de nuevas construcciones y permisos. El sector inmobiliario americano no termina de desplegar, con unos precios de la vivienda cayendo, con un consumidor que no se puede endeudar porque está en situación casi de quiebra”. Tenemos datos que no se veían casi desde los años ´60 por lo que es lógico que no tenga visos de recuperar de forma importante.

La semana que viene también sucederá que Bernanke hablará casi todos los días, será interesante ver qué es lo que piensa. El mensaje de la FED es muy ambiguo porque tiene dos problemas, necesita hacer un Quantitative Easing para dar la seguridad de que ayudará al sistema financiero pero los acreedores no están de acuerdo, además está el problema político porque el país está cansado de hablar de medidas de apoyo -sea al sector que sea- porque ven datos macro que hablan de recuperación.