Estamos viviendo un poco en el día a día. El lunes fue festivo en EEUU y hemos visto que hay cierta fortaleza. Estamos esperando a superar los 15.000 puntos que es un nivel psicológico que está costando un poco y ver si conseguimos romperlo. Los mercados empiezan a tener ciertas valoraciones y por los datos que están saliendo, no hay reactivo que haga funcionar esto al 100%. Las OPAS que se han presentado sobre Metrovacesa están bastante más abajo del precio al que está cotizando y los propietarios han valorado las empresas bastante por debajo de la valoración actual. Pachamé ha confesado que no entendía el comportamiento de la cotización hace un año y ahora no hay razón para estas valoraciones. Los resultados de Iberdrola han sido en línea con lo que el mercado estaba descontado. Sube un 0,35% con los ojos puesto en posibles operaciones más en los propios resultados, que ya sabíamos por donde podían ir.