La semana está en un cierto compás de espera “antes las referencias que tenemos esta semana, el día ha comenzado con algo de toma de beneficios influído por el cierre positivo del viernes pasado pero con la referencia España en el punto de mira”, reconoce Jordi Padilla, director general de la gestora de Popular Banca Privada.
Ya era conocido que septiembre eran fechas clave y “se centraba en referencias muy europeas – BCE, Tribunal constitucional Alemán- pero a medida que se han resuelto estos escollos nos centramos en el tema español”. En declaraciones a Radio Intereconmia este experto resalta que estamos pendientes de los “resultados de las necesidades de capital de la banca pero también a finales de mes cumple el plazo que dio moody´s para decidir qué hará con el rating de España, y además hay presupuestos para 2013”-

El escenario más probable son unas necesidades de capital en línea con lo que prevé el mercado -60.000 millones – y además en las próximas semanas tenemos que ver el baile de nombres y proceso de integración que afectará a entidades más concretas. La decisión de Moody´s es la incógnita más importante porque hay una posibilidad de que rebaje el rating, lo que podría provocar la posibilidad de que el gobierno español se vea obligado a pedir la ayuda financiera a los agentes europeos. Una solicitud que tendría "más una lectura política que económica porque muchos inversores se han mostrado muy a favor a que España pida la ayuda total".

No hay que olvidar que el BCE ha creado un mecanismo de asistencia o salvamento, desde un mercado que ha estado muy vulnerable, que se está tejiendo y eso el mercado ya ha empezado a verlo. Que se reduzca, muchos inversores tienen que recomponer las posiciones cortas por lo uqe da la sensación de que el marco macro europeo no ha cambiado, perspectivas de crecimiento muy débiles pero también tiene que haber alguna mejora en las perspectivas para favorecer que la prima de riesgo siga en niveles bajos.