En 2011 se perdieron los niveles en los que cotiza ahora el selectivo español, los 9.900 puntos, y hasta hoy no se han vuelto a recuperar. Dice Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión que el Ibex35 establece un máximo a corto plazo en 10358 puntos “y vuelve a retroceder hasta la media de 40 sesiones