Ante la desconfianza que se respira en el ambiente, Félix González, socio director de Capitalia Familiar, asegura que el mercado hoy tiene que estar pendiente de las conclusiones del Eurogrupo en el que se aprobará el vehículo de financiación para ayudar a los países con problemas de solvencia.
Consideramos, explica, que “los rumores de una posible insolvencia de Hungría son exagerados y pensamos que el mercado debería encontrar un suelo y rebotar”. Los inversores pasan a refugiarse en la deuda de aquellos países que no presentan debilidad como Estados Unidos o Alemania, pero también ven en el oro como activo refugio.