La temporada de resultados empresariales del segundo trimestre está en estado avanzado y por tanto es ya significativa. Realizamos un estudio a nivel geográfico. Aproximadamente un 70% de las empresas han publicado en Europa y en Estados Unidos, y un 50% en Japón.

La tasa de crecimiento se ha desacelerado frente a la registrada en el primer trimestre, pero aún es muy fuerte (por encima del 10% a nivel global) y gracias en parte al avance de los beneficios de las commodities (el mayor avance interanual corresponde a las petroleras y materiales). No obstante, el crecimiento de beneficios es generalizado a nivel sectorial y la mayor parte de las empresas baten estimaciones previas de los analistas sell side.

A nivel de facturación, el crecimiento es también atractivo, creciendo a nivel interanual a tasas del 5-6%.

A nivel de áreas geográficas:

En Estados Unidos, cogiendo como referencia el S&P500, el 75% de las empresas baten las estimaciones previas de los analistas (un 5% por encima), creciendo el BPA (beneficio por acción) al 10%. A nivel de facturación, las ventas crecen al 5% interanual, con el 65% de las empresas batiendo estimaciones.

En Europa, cogiendo como referencia el índice Stoxx Europe 600, el 59% de las empresas baten estimaciones a nivel de BPA (beneficio neto por acción) sorprendiendo al alza respecto a las estimaciones previas en un 5% y creciendo interanualmente en el bottom line de la cuenta de resultados al 13%. Crecimiento generalizado a nivel sectorial, pero acentuado en financieras, telecos, tecnología y petroleras (casi doblando interanualmente los resultados). La facturación crece al 7% frente al segundo trimestre 2016.

En la Eurozona, cogiendo como referencia el índice Euro Stoxx, los beneficios empresariales crecen interanualmente al 11% y las ventas al 6%. El 55% de las empresas baten las estimaciones previas de los analistas y los mayores contribuidores al crecimiento de beneficios corresponden a materiales, energía y tecnología.

En Japón, cogiendo como referencia el Topix, las ventas crecen al 6% y el BPA crece al 24%.

Por tanto, en el departamento de análisis fundamental de Estrategias de Inversión creemos que los resultados empresariales siguen siendo un catalizador para la renta variable y respaldan nuestra visión positiva para las diferentes bolsas.