Veo el mercado más flojo, pero bailamos al son de flojo y fuerte. Se alternan las sesiones desde hace tiempo. Esto se debe a la incertidumbre política que hay en la Eurozona y contrasta con lo que sucede en Estados Unidos. Las medidas de Trump tendrán efecto en el crecimiento del PIB. Aunque ninguno de los dos lo hace particularmente mal.
 
La gente a veces necesita ir al psiquiatra por esas posibilidades que dan algunos de recesión. Cuando todo el mundo tiene una dirección de pensamiento sobre algo y alguien quiere llamar la atención lo que hace es decir lo contrario.

Cuando uno argumenta algo que es chocante tiene que argumentarlo muy bien. No veo probabilidad de recesión elevada en Estados Unidos, sino más bien baja, a pesar de todo el ruido que va a generar Donald Trump. Pueden pasar cosas horrorosas, pero la cuestión es argumentar por qué pueden pasar. La economía europea está creciendo en torno al 1%. Japón se estabiliza. No creo que pase nada grave.

Creo que los resultados son más brillantes en el lado americano que en el lado europeo. Se cotiza tanto las cifras que se sacan como las que van a salir en uno o dos trimestres. Probablemente en el conjunto de 2017 van a dar un +12%. En Europa la situación es algo más modesta y menos boyante. Creo que las cifras empresariales no están saliendo malas.

Todo el daño gordo de los bancos se está empezando a reparar. No es una situación en absoluto mala en Europa. Los resultados de las cotizadas del Ibex pueden subir un 12% este año.

Declaraciones a Radio Intereconomía