El precio medio de los hoteles de España ha caído hasta los 88 euros en julio, lo que supone un 1,1% menos respecto al mes anterior y un 4,4% con respecto a mayo, cuando la media era de 93 euros, según un estudio publicado por el comparador de precios trivago.es en el que analiza las 25 ciudades españolas más importantes.
Según el informe, los precios descienden en la mayoría de las ciudades del país, con importantes recortes en algunos casos, aunque la media nacional baja menos que el mes pasado debido al importante incremento registrado en las ciudades del Norte del país, salvo en la capital navarra y en la costa cantábrica.

Precisamente, el mayor aumento, un 39,8% más, se registra en los precios de los hoteles de Pamplona a causa de la celebración de los Sanfermines, que alcanzan una media de 168 euros por noche, lo que supone 67 euros más que el mes pasado, aunque ciudades como San Sebastián (156 euros, un 26,9% más), Santander (130 euros, un 31,5% más) y Oviedo (79 euros, un 1,2%) no se quedan atrás.

A la capital navarra le sigue Palma de Mallorca con una tarifa media de 139 euros la noche, un 2,1% menos con respecto al mes de junio.

Madrid y Barcelona son dos de los destinos europeos que más cayeron en julio con respecto al mismo mes del año anterior un 33% y un 35%, respectivamente, al pasar en el caso de la capital de los 134 euros en julio de 2008 a los 87 euros actuales, y de los 165 euros a los 110 euros en el caso de la Ciudad Condal.

Los precios hoteleros en Barcelona descendieron un 7,5% en julio con respecto al mes anterior hasta situarse en los 110 euros de media. Por el contrario, los precios de los hoteles en Madrid se sitúan en julio en los 87 euros por estancia, con una caída del 15,5%, y por primera vez en lo que va de año no superan los 100 euros.

La ciudad de Sevilla registra una de las mayores caídas, un 20,6% menos, hasta situarse en los 77 euros la noche.

GINEBRA, LA MÁS CARA EN EUROPA

En cuanto a Europa, las tarifas medias de los hoteles descienden un 10% en julio. La ciudad más cara del Viejo Continente es Ginebra, con un precio medio de 194 euros, la única de las analizadas que sube, un 2% más.

Le siguen Londres (156 euros), Venecia (146 euros), París (133 euros), Oslo (130 euros) y Roma (119 euros).

La caída más significativa es para Estocolmo que, en comparación con julio de 2008, recortó sus precios un 27%, pasado de los 162 euros en el mismo mes de 2008 a los 118 euros actuales. París y Roma registraron también importantes descensos con respecto a julio del año pasado con caídas del 15% y del 17%, respectivamente.

Los destinos turísticos europeos más baratos son Estambul (99 euros), Palermo (94 euros), Lisboa (88 euros), Berlín (87 euros) y Bolonia (85 euros).