Las líneas de crédito ICO del Plan Renove y el plan FuturE, impulsadas desde el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para la renovación y mejora de las infraestructuras turísticas, y dotadas con 1.500 millones de euros, generaron una inversión inducida cercana a los 2.580 millones de euros, con más de 5.000 proyectos financiados.

  

Así, de los 1.500 millones de euros presupuestados durante 2009 mediante ambas líneas, se han dispuesto cerca de 1.400 millones, que han permitido la financiación de más de 5.000 proyectos beneficiando, en su mayoría a pequeñas y medianas empresas, con un importe medio de 275.000 euros, a pesar de que el máximo a solicitar podía alcanzar hasta los dos millones de euros, en el caso del FuturE.

   Concretamente, del plan FuturE, puesto en marcha en octubre del año pasado y dotado con 500 millones, de ellos 100 millones de euros específicamente para Canarias, se han dispuesto 393,5 millones de euros con 1.426 operaciones financiadas. El importe medio por operación ascendió a 276.000 euros y el 75% de las actuaciones fueron solicitadas por el sector de la hostelería.