La sesión se presenta escasa de referencias y estamos a la espera de los datos de Europa. Es una semana muy atípica, porque los volúmenes son pequeños con respecto a lo que hemos visto en los últimos meses, el mercado está muy soportado y, aunque sigue teniendo mucha fuerza, seguimos sin ver volúmenes de clientes finales.