El Ibex 35 continúa a la baja en un día en el que hemos conocido el aumento de la previsión de crecimiento de la demanda del crudo en 2008 por la Agencia Internacional de la Energía. Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI, afirma que “a corto plazo no tendrá un impacto importante”. Barrio asegura que las bolsas descuentan “en gran parte” ese aumento de la demanda del crudo y los “actuales precios del petróleo también estarían descontándolo prácticamente en su totalidad”. Independientemente de este aumento de las previsiones, Barrio considera que en el precio de las acciones de los mercados o, incluso, los tipos de interés podría “estar recogido ese aumento de las estimaciones”.
A tenor del actual momento bursátil, Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI descartaría entrar incluso en valores tradicionalmente refugio como el sector energético. Asegura que “no se debería comprar en nada”. Un sector que se está viendo penalizado además por el recorte aplicado en su precio objetivo (PO) por Goldman Sachs. Este banco de inversión ha recortado el PO sobre Iberdrola, Unión Fenosa y Endesa. En este sentido, este experto señala que a pesar de los aumentos “espectaculares” que han tenido las eléctricas, puede que en el fondo no sean tan atractivas debido a “los múltiplos a los que cotizan, el aumento de los tipos de interés y el descenso del consumo”. Además, el conjunto de las energías renovables -continúa- “ha perdido mucho impacto” a pesar de que en el pasado impulsaran las cotizaciones de las compañías. Barrio considera que todo “el ángulo especulativo” con el que gozaban muchas de estas acciones han ido “desapareciendo paulatinamente” en primer lugar, por la “desaparición de numerosas operaciones corporativas” ante la crisis de crédito. En segundo lugar porque realmente “esta crisis de crédito está provocando que muchas de las compañías que tenían en mente realizar adquisiciones lo tengan mucho más difícil”. Así, este analista cree que menos Red Eléctrica y Enagás, el resto de compañías no tienen “a corto plazo” un panorama positivo. Banesto El responsable de ventas institucionales de BPI asegura que entre los aspectos positivos de Banesto estaría el negocio “propiamente dicho” con unos crecimientos “muy sanos en niveles de márgenes de intermediación y explotación(…), la compañía contiene costes”, aspectos estos que tilda de “muy positivo”. En cuando a los aspectos negativos que pueden afectar a la compañía, el más destacado sería, sin duda, el crecimiento experimentado en “previsiones por insolvencia”. La morosidad “está a la orden del día” y es donde los inversores ven “mayores preocupaciones”, ya que en el segundo trimestre “hemos visto un crecimiento del 25% de estas previsiones” y de mantenerse estas tasas, pueden provocar un deterioro muy sensible de sus cuentas. En cualquier caso la acción está rebotando ligeramente. Una revalorización que Barrio atribuye al desplome experimentado en las últimas semanas. Recomendaciones Javier Barrio reconoce que no es fácil buscar compañías en estos momentos y recomienda apostar por valores que ofrezcan una alternativa a los sectores más peligrosos. Y en este sentido destaca Telefónica “como clara alternativa al sector financiero, fuerte liquidez, rentabilidad por dividendo y buenas previsiones” . Otras alternativas serían Red Eléctrica y Enagás o Repsol YPF. Finalmente también se decanta por OHL “por debajo de 20 euros es una compra clarísima”, asegura.