La presión inflacionista con los tipos de interés bajos, no es una amenaza Existe la expectativa “de que el BCE pueda bajar tipos en un cuarto de puntos, lo que demuestra que que las presiones inflacionistas – si las hubiera- no son una amenaza sino el crecimiento económico es la principal amenaza”, explica Jordi Padilla, de la gestora del Popular Banca Privada.
En lo que llevamos de año, “la situación del gobierno en materia presupuestaria está algo más relajada que antes del verano. La actuación de BCE, el programa de ayuda, apertura de los mercados de financiación otra vez para lo que es el ámbito periférico ha permitido que el gobierno abra la posibilidad de que pudiera actualizar las pensiones y los 3800 millones se vea algo más asumible”; explica este experto en Radio Intereconomia.

El mercado cada vez está algo más constructivo, “sobre todo por la propia época del año. Siempre suelen ser meses razonablemente buenos, aprovechan final de año para reconfigurar las carteras, meses buenos donde hay bastante actividad.” Por otro lado, se acerca final de año en un momento donde determinados factores se han ido resolviendo: momentum de china está siendo mejor, parece que la reforma del sector financiero español se culminará este mes y en general los inversores extranjeros empiezan a tener una visión más constructiva de España. Hay valores españoles más bajos de precios.