El Ibex 35 consiguió al cierre conquistar los 9.500 puntos, un nivel importante que Ana Rafels, analista técnico de Bolsacash explica que es “un nuevo máximo para un mercado que no tiene freno”. Lo importante para la experta ahora sería “fijarse en Wal Street porque allí los índices no han superado los máximos, lo han intentado ya en diez ocasiones, once con la de hoy” y “esa lateralidad me huele a una zona de distribución”. “Si la rompen al alza podríamos ver un tramo hasta los 9.065 puntos del Dow Jones”, que serían los “9.750 puntos del Ibex o incluso por encima”. La analista reitera que “vamos a seguir de cerca lo que hacen en EEUU porque aquí hemos tomado las riendas de los mercados y no es habitual”. 
Además, “estamos pegados a la media de 200 sesiones y allí todavía les queda diferencial para hacerlo”, por lo que “la situación me parece rara porque no tenemos motivos para tomar las riendas ni gozamos de una mejor economía”. Rafels mantiene que vivimos “una lateralidad previa a un movimiento bajista” con lo que “ahora esperamos a ver qué nos dicen las plazas”. “Los que estén dentro –matiza- si vienen de abajo que continúen con los beneficios”, “que se marquen un stop de beneficios y que sigan dentro del mercado porque está fuerte y no hay que salirse”. “Si tenemos un stop, una vez que lo toque nos salimos y hacemos caja porque los beneficios ya son importantes”. Ahora bien, “los que intentan subirse al carro les pediría que esperaran a tener una confirmación por parte del resto de plazas y sobre todo la de EEUU”. 

Uno de los valores protagonistas del día fue ArcelorMittal que “con la subida de hoy supera con amplitud la resistencia de los 22,04 euros y tiene así vía libre para alcanzar los 24,73”. Rafels explica que “mientras mantenga los 22,04 euros es un buen valor a tener en cuenta y para subirse al carro”. También hubo atención para Iberia después de Goldman Sachs elevara su precio objetivo hasta los 2,35 euros, para la analista, “aunque al superar el 1,50 euros ha mejorado su aspecto técnico, tiene todavía un aspecto débil”. “Los que hayan entrado recientemente que vigilen el nivel de 1,70 euros porque el día 20 atacó esa referencia y no le duró nada”. Ahora bien, “por encima de 1,80 euros mejora mucho su aspecto y por la parte baja no nos gusta nada si pierde el 1,50”.

En relación a Telecinco que perdió un 1,81% después de que Goldman rebajara su recomendación a vender. La experta advierte de que “huele a que se acerca a la tendencia de largo plazo”. “Tiene una resistencia en los 7,20 euros, cerca de los precios actuales y el valor técnicamente a no ser que estemos dentro hace tiempo, no me gusta”. Para esos inversores que ya están dentro “marcaría los 6,50 euros como stop y mientras, dejaría correr beneficios”. “Aquellos que apuestan por abrir ahora posiciones, creo que no deberían fijarse en Telecinco por esa resistencia pegada que tiene y por la tenencia a largo plazo que dado el entorno que prevemos no beneficiará al sector medios.

Sobre Grifols, la analista mantiene que “tiene un lateral muy estrecho”. “La tendencia de corto es alcista y si aguanta los 12,30 euros, estaremos positivos”. “En el corto plazo más rabioso no debería perder los 12,90 euros porque podría irse a 12,31” y “en el medio plazo presenta sin embargo buena salud”. Se trata de “hacer el seguimiento y si consigue romper el lateral por arriba pintarían buenas perspectivas porque podría atacar los 14,10 euros”.

Las recomendaciones de Rafels pasan por la cautela, por “no tomar decisiones precipitadas y fijarnos en el Dow Jones, en que consiga superar los 8.575 puntos y cierre en máximos”. Mientras tanto, “hay un lateral que aprovechan para distribuir y llamamos a la cautela”. “En las posiciones abiertas hay que fijar stops de y si se pierden ejecutarlos y esperar”. Además “somos partidarios de tener una parte de la cartera en oro” porque “pensamos que continuará con una buena trayectoria en el corto, medio y largo plazo”, apunta.