En una coyuntura de recuperación generalizada del mercado, las mejores opciones se encuentran en los grandes valores puesto que son los que ofrecen la diversificación suficiente y aseguran la recuperación de la cotización. Y clara muestra de la firme apuesta que constituyen dichos valores es que, acercándonos a máximos, el Eurostoxx 50 sube más que el Ibex gracias a su elevada concentración de grandes valores.
Jornada de tranquilidad en que se consolidarán niveles cercanos a los 12.000 puntos apoyados por el cierre positivo de Nueva York. El mercado se está recuperando de los sustos de junio y llegamos a un nuevo escenario de calma, aunque lo hemos alcanzado quizás demasiado rápido. No obstante, estos niveles podrán mantenerse e incluso incrementarse.