Pendientes de la reunión de Merkel y Samaras así como la visita de la Troika a nuestro país, que darán movimiento al mercado. Eso sí, teniendo en cuenta los niveles en los que estamos “y los volúmenes de negociación, los movimientos tanto en una dirección como en otra, serán fuertes”.
No hay nada que renegociar en torno a Grecia “es algo que Alemania se ha encargado de decir por activa y por pasiva. En este sentido, no creemos que haya nada que negociar pero lo que ocurre es que los mercados están descotando una posible salida de Grecia del euro. Los grandes inversores se están empezando a preparar hasta tal punto de que los grandes inversores ya tienen en sus previsiones una salida de Grecia del euro”.

Esto llevará a cabo movimientos en la prima de riesgo “porquelos políticos europeos han vuelto de vacaciones. Las reuniones generan movimientos y volatilidad. Si las conclusiones que se saquen, si son satisfactorias, los mercados lo reflejarán”.

Es posible que ante una situación en que los grandes inversores no demandan la inversión en renta variable busquen activos atractivos en los que invertir. “Nos gusta la situación actual del petróleo, se mueve en torno a los 114 dólares y pensamos que tiene una escalada alcista bastante interesante. Esto hace que las materias primas puedan continuar su tendencia alcista hasta finales de mes”.