El mercado no está fácil, ni tan siquiera para los inversores institucionales que creen que no será sencillo cumplir sus objetivos a corto plazo. 


Eso es, al menos, lo que indican los resultados de la encuesta realizada por Natixis Global Asset Management realizada entre inversores institucionales y gestores de pensiones de todo el mundo.

Una de las conclusiones de esta encuesta es que una de las posibilidades más probables es que en los próximos meses ellos intentarán optar por la opción segura y reducirán los riesgos de sus carteras en próximo año.

- Una de las conclusiones más curiosas es que aunque confían mucho en ellos, no lo hacen tanto con respecto a sus competidores. En concreto, el 87 considera que cumplirá con sus objetivos, aunque más de la mitad cree que sus competidores no lo harán.

- Además, “un 80% de los encuestados afirma que generar retornos estables les supone un reto, mientras que el 68% de los inversores considera que será difícil gestionar las obligaciones vinculadas a una mayor longevidad.

- Los activos más atractivos para 2015 serán la renta variable y las inversiones alternativas como bonos, inmuebles o energía.

Rentabilidades esperadas


- En el actual entorno siguen manteniendo gran temor a cuatro grandes temas: Problemas económicos en Europa, crecimiento más lento en China y subida de los tipos de interés.

- Todos tienen una expectativa de rentabilidad moderada de una media del 6,9% sin inflación.
John Hailer, presidente y consejero delegado de Natixis Global AM en América y Asia afirma que “los inversores institucionales, en concreto los planes de pensiones, tienen mucho en juego ya que las carteras que gestionan actualmente son una fuente importante de ingresos para la envejecida población del mundo", comenta "El entorno de mercado actual hace que sea cada vez difícil para las instituciones conseguir los retornos necesarios para cumplir las responsabilidades a corto plazo y futuras”.

- Preocupación por los tipos de interés, ya que dos terceras partes de los encuestados creen que habrá dificultades conforme comiencen las subidas el año que viene. “Según la encuesta, a medida que suban los tipos, los inversores ajustarán sus carteras y asignaciones a renta fija. El 61% pasaría de bonos de duración larga a otros de duración más corta, mientras que otros prevén reducir la exposición a renta fija (46%) y más de un tercio (36%) dice que aumentará el uso de estrategias alternativas”, explican los autores del informe.

Pero una de las conclusiones más interesantes de la encuesta es que la mayor parte de ellos creen que los particulares podrán obtener unas rentabilidades parecidas a las de ellos. En concreto, apuntan que “el particular medio puede obtener un 6,5% tras descontar la inflación, solo 0,4 puntos porcentuales menos que la rentabilidad que esperan generar para sus organizaciones”.

Si es usted un inversor minorista, esto es lo que les aconsejan los grandes gestores de todo el mundo:

• Evitar tomar decisiones emocionales en temas financieros
• Incorporar activos alternativos a sus carteras
• Establecer un objetivo de rentabilidad basado en objetivos personales y no en referencias de mercado
• Pensar primero en el riesgo, y no en la rentabilidad, a la hora de elaborar una cartera