Los pedidos de bienes duraderos y la confianza del consumidor han resultado peor de lo esperado y ello se traduce en bajadas en los tres principales índices americanos. Datos que apuntan que la economía se está desacelerando de una forma más brusca de lo esperado.
Continúan las perdidas ya que los resultados macro no ayudan a las cotizaciones. Datos que apuntan que la economía se está desacelerando de una forma más brusca de lo esperado. Los pedidos de bienes duraderos y la confianza del consumidor han resultado peor de lo esperado y ello se traduce en bajadas en los tres principales índices americanos.