El mercado tenía miedo de la victoria de Donald Trump, pero parece que todo era una pose, porque desde que se conoció que ocuparía la silla de la presidencia en EEUU, la bolsa no hace más que subir.
 
Así, el pasado lunes los cuatro mayores índices de EEUU tocaron máximos históricos gracias a las perspectivas de que la OPEP podría llegar a un acuerdo para limitar la producción de petróleo y a que el dólar puso fin a la mayor racha de la historia de subidas contra el euro.

El S&P 500, el Dow Jones Industrial Average, el Nasdaq Composite y el Russell 2000 alcanzaron juntos máximos intradiarios históricos por primera vez desde 1999. Es más, el índice de pequeñas compañías ha subido durante 12 jornadas consecutivas, lo que significa su racha más larga desde 2003.

Chad Morganlander, gestor de Stifel Nicolaus explicaba a moneynews que “este movimiento es un nuevo empujón hacia la parte alta de los mercados debido a la creencia que se van a producir recortes de impuestos y un aumento del gasto en 2017 y 2018. Además, la bolsa también se mueve ante la expectativa de que los beneficios y las ventas de las compañías seguirán creciendo el año que viene”, afirma.

A pesar de esas subidas, el S&P 500 fue capaz de superar el último máximo histórico que marcó el 15 de agosto para cerrar en 2.198 puntos. Este hito que le ha costado 69 jornadas, mucho menos de lo que le costó la última vez cuando tardó 287 días en julio o los 1.382 días que le ocupó superar el máximo marcado en abril de 2013.

Los expertos de Bespoke Investment creen que esta reducción en los tiempos de superación de máximos podrían estar indicando un optimismo entre los inversores que opinan que se podría estar cerca de acabar con el rango en el que se mueve el índice desde hace meses”.

Días sin máximos históricos


Sin embargo, hasta qué punto es sostenible este rally. Hoy Mark Hulbert, el columnista de Market Watch escribe que  las subidas de las últimas semanas han encarecido mucho más la bolsa americana.

El siguiente gráfico que publica hoy muestra que dependiendo de qué magnitud se utilice el mercado está entre un 79% y un 95% más caro que en los casi 40 bull markets que se han producido desde 1900.

bolsa ssobrevaloradas


En resumen, Hulbert apunta que “el mercado lleva sobrevalorado ya varios años y hasta el momento las bolsas han evitado un mercado bajista, lo que no significa que se pueda posponer para siempre”, dice.  
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“La cartera de Donald Trump”