La bolsa española cerró en negativo con pérdidas de un 2,93 % hasta los 11.335,30 puntos, en una sesión en la que la posible recapitalización de Freddie Mac y Fannie Mae arrastraron a todos los mercados mundiales. Y todo en una jornada en la que se desoyeron los buenos datos –el índice de confianza del inversor en Alemania que subió en agosto y los recortes del precio del crudo- que no fueron suficientes para animar a los inversores. Mariano Sancho, responsable de mercados de Riva y García asegura que “en días como los de hoy, las referencias técnicas son las miras del mercado y tras el mal cierre de ayer del mercado americano y los índices asiáticos, especialmente el Nikkei, se podían prever las pérdidas que hemos vivido hoy en el Ibex”. Unas pérdidas que, en opinión del analista, “se han visto acentuadas por los malos datos macroeconómicos, sobre todo el dato de precio de producción en EEUU”. Es por ello, que tal y como está el mercado desde Riva y García recomiendan valores de alta capitalización con gran rentabilidad por dividendo como Telefónica y Santander.
El selectivo español se contagió de las pérdidas en Europa y cerró en negativo (-2,93%). A los rumores sobre la recapitalización de las hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, hoy se sumó la noticia de que Lehman Brothers que podría tener que hacer frente a 4.000 millones de dólares en provisiones en el tercer trimestre del año, informaciones que llevaron a las financieras al rojo. Mariano Sancho, responsable de mercados de Riva y García opina que “el sector financiero está sufriendo en exceso”. Un castigo excesivo que hoy se ha cebado con la banca doméstica que “hoy ha perdido el doble que los grandes bancos”, señala Sancho. Aunque haya sido el sector donde se ha gestado la crisis, el experto señala que “es necesario distinguir entre la banca americana y europea de la española que hemos visto que durante los pasados meses se ha atrevido con alguna compra como la del Santander - hoy anunció que prevé cerrar la compra del banco británico Alliance & Leicester, el próximo 10 de octubre-. Es por ello, que desde Riva y García piensan que “quizá ya parte de los malo ha pasado y a partir de ahora vamos a empezar a ver alguna noticia positiva que haga mejorar, de cara al año que viene, el sector”. Desde Riva y García ven oportunidades para entrar en estos valores a medio y largo plazo en los próximos meses. También, aquellas compañías relacionadas con el ladrillo protagonizaron las pérdidas más importantes -ACS perdió un 4,56 %, Ferrovial un 6,24 % y Sacyr Vallehermoso, entre otros, un 5,51%-. De nuevo constructoras e inmobiliarias son las mayores afectadas de la situación actual, sin embargo “de todo lo malo se termina saliendo y esta crisis del sector no corresponde a nada más que a un ajuste de los excesos pasado”, afirma el analista. Pese a todo, recomienda mantenerse al margen de estas compañías y “separar aquellos valores que pueden ser interesantes como Ferrovial y ACS, más alejados del sector constructor y más dentro del sector servicios y que no deben ser castigas de igual manera que, por ejemplo, Sacyr Vallehermoso que tiene mucho más peso constructor”. En esta sesión de pérdidas generalizadas sólo dos valores lograron terminar en positivo: Iberdrola Renovales (+0,71%) y Unión Fenosa (+0,52%). En opinión del analista “Unión Fenosa se ha visto beneficiada por la OPA de Gas Natural, manteniendo los precios con un diferencial casi de un euro con respecto a lo que se va a pagar por la operación (18,33 euros)”. En el caso de Iberdrola Renovables, asegura que “tras el mal comportamiento de los últimos meses y la importancia que están alcanzando las energías limpias con nuevos contratos y adquisiciones en el extranjero, el mercado hoy la ha tomado como valor refugio”. Además, Sancho advierte de que “hay que tener en cuenta que el resto del sector energético, situado en la zona de pérdidas, ha protagonizado recortes mucho menores que en otros sectores, por lo que se puede decir que el sector está actuando como refugio dentro del mercado”. Recomendaciones Desde Riva y García recomiendan valores blue chips de gran capitalización como apuesta para el medio largo plazo. En opinión del analista “el corto plazo está muy complicado, porque caídas como las de hoy desaniman mucho al inversor y la mejor recomendación es la prudencia y la paciencia”. Por ello, destaca valores como Telefónica y Santander “con una gran rentabilidad por dividendo y una cierta estabilidad en sus beneficios, lo cual es muy importante”, asegura Sancho.