Las entidades financieras españolas recurren a la emisión de títulos para conseguir fondos para conceder nuevos créditos a sus clientes. Así, en los primeros cinco meses del año el 78% de los nuevas hipotecas se financiaron con cargo a emisiones. La Asociación Hipotecaria Española (AHE) ha señalado que las emisiones de nuevos títulos hipotecarios ascendieron en ese periodo a 55.537 millones de euros, lo que supone un incremento del 11,1% respecto al ejercicio anterior. De esta manera, el total de títulos hipotecarios en circulación alcanzó los 359.705 millones de euros, frente a los 261.708 millones de final de mayo de 2006. Esa cifra de emisiones supone que aproximadamente el 36% de las hipotecas concedidas por las entidades financieras españolas están titulizadas, muy por encima del 34% del cierre de 2006 y del 30,2% de final de 2007.