La bolsa norteamericana abrió la sesión a la baja con varios factores negativos sobre la mesa. A los precios de producción de abril –se incrementó un 0,2% y la tasa subyacente, que excluye los precios de combustible y alimentos, repuntó un 0,4%- se ha sumado, por un lado, el elevado precio del crudo –en los 129 dólares el barril West Texas- y, por otro, los informes de importantes casas de análisis de EE.UU y, de los principales gurús americanos que hablan de que la crisis crediticia estaría en las primeras fases de desarrollo. En opinión de Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa, es “esa tasa subyacente, que ha doblado las estimaciones, la que más está afectando al mercado”. A juicio del experto, “esta presión inflacionista es lo que llevaban advirtiendo diversos miembros de la Fed semanas atrás y, que está acrecentando la idea entre los gestores americanos de que la política monetaria laxa en EE.UU ha terminado y que probablemente veremos subidas de tipos antes de lo esperado”. Considera, además que “todavía la presión inflacionista no es excesiva, pero con un precio del petróleo cerca de los 130 dólares y, con la previsión de que pueda seguir subiendo, es más que lógico que los mercados reaccionen a la baja”.
Resultados empresariales Una jornada en la que se han conocido los resultados trimestrales de Home Depot -que han caído un 66%, hasta los 356 millones de dólares-. Juan Carlos García Montero señala que dichas cuentas “han estado en línea con lo esperado en cuanto a su beneficio por acción, pero en el ajustado, si le quitamos los extraordinarios es 4 centavos peor de lo estimado”. El experto indica que el consejero delegado de la compañía ha confirmado que “el mercado inmobiliario y, el mercado de reformas dentro de éste, sigue con unas incertidumbres elevadas y, no se prevén mejoras sustanciales en el corto plazo”. Y, añade que “es una empresa, al igual que el resto del sector, que va a tardar tiempo en formar suelo”. El analista explica que “en otras empresas del sector consumo, si bien sus resultados han sido positivos principalmente por sus partidas internacionales, en EE.UU también han experimentado incrementos de venta importantes”. Apuestas Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa estima que “el escenario actual del mercado es más complicado de lo que están dando los índices de volatilidad ahora mismo y de lo que las casas de análisis están transmitiendo”. A su juicio, “los índices, básicamente, no han descendido de forma considerable, el consumo y los beneficios empresariales siguen con cierta fortaleza, pero no creemos que eso se pueda sostener en el tiempo”. Este experto es más pesimista que los que opinan que la crisis crediticia va a seguir empeorando. Y añade que hay voces que apuntan a que habrá una amortización adicional en el sector financiero de cerca de 170.000 millones de dólares, aparte de lo que ya se ha realizado. Él cree que “se superarán los 300.000 millones de dólares y, que las posibilidades de que la crisis del sector financiero e inmobiliario se trasladen a la economía real son elevadas”. Su visión, en general, es bajista para los mercados e –indica- “para posicionarnos alcistas recomendaríamos el sector petrolero de pequeñas y medianas empresas, que creemos que en un futuro cercano va a ver un movimiento de consolidación y de compra por parte de las grandes petroleras cuando los costes que obtengan de extracción sean mayores que los costes de comprar empresas que ya tengan reservas”. Y también, empresas del sector de commodities agrario que son estructuralmente alcistas.