Las nuevas operaciones de BBVA en el mercado estadounidense son positivas, al ser efectuadas por medio de desinversiones, y de carácter estratégico ya que permitirán mejorar sus ratios capturando sinergias que favorecerán su situación en México abriendo así un nuevo cauce de entrada al mercado norteamericano
Hoy cerraremos en negativo. La pérdida del nivel de los 11.000 puntos puede ser el preludio de nuevas caídas, que serán determinadas por los próximos datos macroeconómicos, principalmente el del IPC estadounidense que se publicará mañana. En las próximas semanas, incluso meses, la tendencia a la volatilidad continuará, con dientes de sierra acusados y con tendencia más bajista que alcista.