Las entidades han elevado un 9% las comisiones que cobran a sus clientes de manera anual por el mantenimiento de sus tarjetas de crédito, hasta situarlas en 31,98 euros en abril frente a los 29,34 euros que cobraran en el mismo mes de 2008, según datos del Banco de España. De este modo, los usuarios que contrataron una tarjeta de crédito en abril o que renovaron la que poseían pagan de media 2,64 euros más que hace un año.
No obstante, esta comisión, que es la que de media cobran las entidades a sus clientes al año, varía en función de la entidad que se considere, ya que muchas de ellas, incluso, eximen a sus clientes de este pago si domicilian su nómina, recibos o contratan planes de pensiones.

Si se tiene en cuenta la evolución de las comisiones en lo que va de año, el crecimiento se modera hasta el 2,3%, ya que en diciembre la comisión se situaba en 31,25 euros, mientras que si se compara con marzo, el incremento se sitúa sólo en el 0,75%, ya que en ese mes la comisión era de 31,75 euros.

Las comisiones por las tarjetas de débito se mantuvieron estables en abril en tasa mensual, ya que se situaron en 15,71 euros, el mismo importe que en marzo. De este modo, contratar una tarjeta en abril costaba lo mismo que en marzo, sin embargo, era un 12% más caro que hace un año, cuando la comisión anual se situaba en 13,93 euros.

Disponer de efectivo en cajeros de otras redes con las tarjetas de crédito también es más caro desde abril, concretamente, un 2% más que hace año, que se traduce un 0,02 euros por operación. Si la operación se efectúa en la propia entidad o en la red las comisiones se mantienen como hasta ahora.

Las entidades también han elevado la comisión semestral que cobran por el mantenimiento de la cuenta de ahorro, ya que en abril se situaba en 19,87 euros, frente a los 19,21 euros de octubre de 2008. Asimismo, la comisión por la cuenta corriente se elevó hasta los 20,71 euros en abril, frente a los 20,05 euros de octubre de 2008.