Las bolsas están resistentes pero seguimos desconfiando. Las caídas son una manera de consolidar la subida de los tipos de interés.
Las bolsas están resistentes pero seguimos desconfiando. Las caídas son un modo de consolidar la subida de los tipos de interés. Además tenemos que ver con cautela la evolución de los precios del crudo, ya que la incertidumbre por el aumento de la demanda de gasolina podría disparar los precios a entornos de los 80 dólares.