Merkel dice que la crisis de la Eurozona será el asunto central del próximo encuentro del G-20. Todos los ojos puestos en la crisis de deuda en Europa y que ésta tiene la responsabilidad de crear una unión policía no planteada en el momento de crear el euro.
Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter reconoce que la situación es complicada “la subasta de ayer de Italia fue muy floja y en el fondo esto es muy bueno porque el desenlace no será malo pero lo que ocurre es que el verano será complejo, escribir las parte del tratado de la UE –unión fiscal, política, elección del parlamento por la ciudadanía- llevará tiempo y por el camino podría terminar destruyéndose si no se ven bien los plazos”.

Creo que uno se autoriza con su trabajo y los resultados. Las agencias de rating “me están decepcionando porque uno ya sabía que son procíclicas – en el sentido de que llegan tarde – y cuando todo va bien piensan que todo es mejor de lo que ven por lo que ayudan a la formación de burbuja”. Este experto cree que no son objetivas “y la probabilidad de impago de España no es la misma que Azerbaiyán, o se sobrevalora ésta o se está infravalorando nuestro país”. Creo que deberían estar reguladas e otra manera según lo que estamos viendo.

España solo tiene dos problemas: control del déficit – que lo que gastas no supere a lo que ingresas – y reconvertir las antiguas cajas en bancos e forma que sus problemas no le lleven a la insolvencia. Esto está resuelto con un problema de concesión que se ha hecho a España. Aunque nos metieran una deuda del 10% por el préstamo de 10.000 millones, nos iríamos al 80% de la deuda sobre PIB que es el mismo nivel que Alemania.