Las acciones de la compañía de vídeos en streaming suben algo más de un 4% antes de la apertura de la bolsa por los rumores que hablan de que Disney podría intentar lanzarle una OPA.
 
Se trata de unos rumores que ya se conocían desde el viernes, aunque algunos analistas creen que si no fuese Apple, Netflix es un buen objetivo de compra. A los precios actuales, la cotizada tiene un valor en mercado de 44.000 millones de dólares.

Los medios de comunicación americanos que se han puesto en contacto con la empresa de vídeo comunican que la empresa no hace comentarios sobre rumores. Además, los directivos de la empresa no pueden ningún tipo de declaración días antes de la publicación de sus resultados empresariales, que se conocerán el día 17 de octubre.

Los analistas destacan que Disney está muy interesada en entrar en el negocio del streaming, y apuntan que ya ha invertido 1.000 millones de dólares en una sociedad como BAM Tech. El año pasado ya se lanzó DisneyLife, un servicio parecido a Netflix.

Disney está muy interesada en todo tipo de tecnologías. De hecho, la posible oferta por Twitter tendría ese objetivo en su raíz.
 
Netflix desde un punto de vista técnico
 
Eduardo Faus, analista técnico de Renta 4, señala que “tras varias sesiones lateral rompe al alza con fuerza la resistencia en 100$, solventando una situación histórica de estrechamiento en bandas, generalmente preludio de movimientos acusados durante siguientes semanas. La compresión no sólo se ciñe a escalas diarias, en escalas semanales presenta una compresión y aplanamiento impresionantes, propias de movimientos importantes”.
 
El experto afirma que la ruptura alcista fija una buena zona de soporte y stop loss en 90 dólares. Su recomendación es de compra.

Netflix renta 4

 
En lo que va de año, las acciones de Netflix caen algo más de un 10%, a pesar de haber recuperado algo más de un 5% en el último trimestre. En estos momentos, las acciones de la compañía cotizan un 3% por debajo de los niveles de hace un año. El consenso de analistas le da un potencial de revalorización de un 39% y apuestan por sobreponderar el valor.
 
Por su parte, Disney se deja casi un 12% desde que comenzó el ejercicio. Al igual que ocurre con Netflix, el consenso apuesta por sobreponderar estos valores y le da un potencial del 10%.