La volatilidad puede seguir, pero entendemos que estamos en posición de compra en grandes valores. Estamos posicionados en Blue Chips que han caído mucho y están baratos: Repsol, Telefónica, Iberdrola, Gas Natural serían nuestras apuestas en el medio-largo plazo.
A priori el escenario es positivo a medida que parece que los nervios se están tranquilizando. Es lógica una corrección positiva tras tantas caídas, pero voy observando que empiezan a salir análisis que intentan poner sensatez en este movimiento convulso de las últimas semanas. Hemos vivido un cambio de tendencia de unos cuantos hedge funds en mercados emergentes y de materias primas, y éstos han ido arrastrando a todos los mercados y activos.