En los niveles actuales, la prudencia debe ser la nota dominante. Tras las fuertes subidas hay que evitar la entrada en el selectivo, y sólo se deben aprovechar los recortes para tomar posiciones en los valores mayor capacidad de revalorización. Todo ello teniendo en cuenta que el mercado seguirá volátil: los movimientos bruscos no han acabado.
Previsiblemente tranquila será la sesión actual, al menos hasta que a las 14:30 se publiquen los datos de empleo de EEUU así como el componente de precios y salarios. La noticia de la desaceleración económica ha sido bien recibida por el mercado ya que esto supone que las subidas de tipos se van a desacelerar o a posponer. No obstante, Trichet anunció nuevas subidas aunque no afectaron demasiado al secundario. En estos momentos debemos atender a los resultados que marcarán las pautas de las próximas semanas.