Los resultados de las compañías americanas tienen una lectura diferente si vemos el balance desde fuera del circuito. Algo pasa en que esta temporada ya que los resultados no están nada mal, sólo un 10% de ellos ha estado por debajo de lo esperado, pero el mercado no lo refleja.
En la revista americana Barrons aparecía esta semana un análisis acerca de cómo reaccionan los valores ante la publicación de los resultados empresariales mediante una comparativa desde 2002. Este trimestre, los valores que han publicado buenos resultados, han tenido la reacción más baja y tan sólo han subido un 0,13% de media cuando lo normal es que hubiesen subido más de un 1%, cómo ha venido siendo habitual desde 2002. En el otro lado, tenemos que las empresas que han publicado peor de lo esperado han mostrado una media de bajada, el día de la publicación, de un tremendo menos 3,45%. Si lo comparamos desde el 2002 nunca el mercado había reaccionada tan violentamente a la baja ante unos resultados negativos.