La revalorización de las materias primas, salvo el oro,  y la subida del euro-dólar seguirán presentes mientras que la renta variable y la renta fija sigan apoyando.

Las actas de la FED contribuyeron a suavizar la tendencia negativa de los mercados al dar a entender que en el corto plazo “podría haber una nueva ronda de medidas cuantitativas. Por ahora, no apostaría a que en septiembre veremos un QEIII pero todos los mensajes que da la FED dan esperanza a Estados Unidos y optimismo a las bolsas, algo que en Europa no hemos sabido hacer”, reconoce en Radio Intereconomia Soledad Pellón, estratega de IG Markets.

Será complicado que veamos novedades en Grecia, pero “el problema que vemos en los mercados también llega del exceso de información pues tampoco es normal que nos enteremos de todo lo que dicen todas las personas influyentes dentro de la UE. Desde la cumbre de junio no hemos visto una reunión de tal calado que pueda hablar de un rescate para España. Estas cumbres darán titulares y volatilidad”. Además este viernes el consejo de ministros hablará del banco malo, se empieza a rumorear que no quedarán todos los cabos atados este viernes, sino que se irá modelando hasta octubre, lo que será un nuevo foco de inestabilidad.

Esta experta reconoce que “no se pueden seguir manteniendo con dinero público bancos que no sean viables, es un coste y un riesgo porque estamos trasladando los problemas de la banca hacia el estado. Lo suyo es liquidar las entidades que no son viables a corto plazo”. Es algo que se ha considerado muy negativo pero que no tiene mayores repercusiones para el ciudadano.

La tendencia de las materias primas sigue siendo alcista, salvo para el oro que tiene movimientos en los que se queda rezagado, y la subida del euro-dólar viene por la mejora de las subidas de las bolsas, mejora del riesgo país, algo que puede durar mientras dure el buen comportamiento tanto de la renta variable como de la renta fija”, concluye Pellón.