Hay que tener cautela con el comportamiento de los pequeños valores porque estamos perdiendo la conciencia del riesgo. Compañías como Avánzit, que ha superado la subida del 170%, nos hace estar inquietos ya que por fundamentales no nos parece razonable esta subida.
Estamos viendo como resurgen los pequeños valores, que son los que están protagonizando subidas por encima del 3-4% diariamente. Estamos pendientes de los grandes valores que, aunque gozan de buena salud, parece que su rentabilidad es insuficiente.