Después de las declaraciones de la Troika y de la aprobación holandesa a la modificación del plan de rescate europeo, se pone fecha al problema de Grecia que tanto daño ha hecho a los mercados y al euro, reconoce Alexis Ortega, de Finagentes Gestión.

La Troika admite que parece que las cuentas van saliendo y se podría repensar esa necesidad del rescate privado en Grecia. Holanda ha dado su aprobación y  "es que, después de la aprobación del parlamento alemán, sólo nos quedaría el hueso de Holanda que junto con Finlandia es el nucleo duro que se oponía", reconoce Alexis Ortega, socio director de Finagentes Gestión. Desaparecería de este modo el problema de Grecia que tanto daño ha hecho a los mercados, y sobre todo al euro. 

Pero ¿sirve para despejar los miedos?  El problema es que "vivimos en un mundo en que los deudores no pueden pagar, los acreedores quieren cobrar y se pone como solución reeendeudar". El ensayo general es que la solución pasa por un impago de Grecia que será una cuestión clara “que ahora se ha evitado con más deuda pero que se tendrá que poner sobre la mesa”.

Y entre tanto, la inflación de la Eurozona sube al 3%. "La situación está complicada en términos de que la inflación no acompaña y otros bancos centrales están haciendo la vista gorda con una inflación desmarcada y tipos en mínimos". Que Trichet vaya a revertir el proceso antes de que llegue Draghi es parte de la especulación del mercado pero la atención estará centrada en el próximo jueves.

Termina un mes y el trimestre, uno de los peores de la bolsa española de los últimos años. Ha sido demasiado pronto la retirada d las medidas de apoyo, vamos a ver si las revierte. El hecho de que la deuda no se ha resuelto y se ha ampliado, no es positivo.