La apertura del mercado europeo podría ser dubitativa tras unos datos mixtos en Estados Unidos y con unos futuros nada claros. José Lizán, gestor de cartera de Nordkapp, espera una sesión alcista ya que de los resultados de Intel batieron al consenso. “La sesión estará guiada por las cifras de la banca americana, donde Jp Morgan publica hoy resultados, mañana Goldman Sachs y el viernes Bank of America, lo que será la clave para que se continúen o no rompiendo máximos”.

Pendiente de los resultados bancarios, lo más inmediato son las cuentas de JP Morgan. José Lizán, gestor de cartera de Nordkapp, prevé un BPA de 0.49 dólares por acción y, puntualiza, “más que los resultados la clave está en ver la forma en que provisionan” ya que hay muchas expectativas en la recuperación de este sector. El analista considera que hay que estar atentos a las expectativas.

Y expectativas, pero en este caso negativas las que han recaído sobre el sector bancario español por parte de la agencia Moody´s, que asegura que el sector podría registrar unas pérdidas de más de 100.000 millones de euros y calcula un déficit de provisiones de 57.000 millones. Según José Lizán, “este informe responde a criterios internacionales de provisiones, donde estamos muy bajos. Sobre todo en el sector de las cajas y el inmobiliario”. No obstante, suaviza la situación y afirma, “el sistema de provisión es gradual y veremos si da tantos éxitos y tantos frutos”. Desde el punto de vista del experto “la agencia crediticia ha estado un poco con el pie fuera en los últimos años por desconocimiento del sistema bancario español”.

En lo que respecta a valores españoles. José Lizán apunta que “la sesión continuará el movimiento alcista de Ferrovial, valor que con el anuncio positivo de la no expropiación de las aeropuertos, unido a la fusión con Cintra y la mejora de expectativas de BAA continuará alcista”. Peor suerte se espera para Abengoa en la apertura, después del profit warning en su división de venta y tecnología.

Por su parte, entre los pesos pesados, destaca la mejora del precio objetivo a 22.50 euros por parte de Morgan Stanley a Telefónica. José Lizán analiza la situación de la compañía como positiva, y destaca la retribución al accionista como una de las piezas claves para la operadora. Entorno al pasado “Día del Inversor” destaca “toda la especulación que hubo, un auténtico self with the notice”. Además, “las dudas que pudiesen haber sobre Telefónica, quedan disipadas con las compras de Brasil y creo que lo único que pone en duda es el plan de recompra de acciones que es uno de los palos que el mercado estaba esperando pero son muy buenas noticias y una vez más demuestra que es la operadora mejor gestionada a nivel internacional”, apunta el experto.

En el mercado de divisas José Lizán se centra en el avance del euro, que gana terreno tanto al dólar como a la libra, “lo que está afectando al mercado del oro, que ante la debilidad del dólar va camino de los 1.100 dólares”, tal y como recuerda el analista.