El Ibex 35 abre con dudas y sin lograr reconquistar los 9.400 puntos y, es que, en esta sesión no conoceremos resultados de ningunos de los componentes del selectivo. Además, mañana y pasado se harán públicas las decisiones de política monetaria de la Fed y el BoE. Mientras tanto, en EURUSD se mantiene en los 1,07 dólares y el EURGBP en 0,85 libras.
 

Prudencia, cautela o apatía, son sentimientos que reinan en el Ibex 35 y en el mercado en general, luego que los índices estadounidenses se hayan tomado un respiro para cerrar huecos bajistas dejados en sesiones anteriores. Además, tendremos que esperar a mañana para conocer la decisión de política monetaria de la Fed de EEUU, y a pasado para conocer la del Banco de Inglaterra.

Además, los inversores tienen que digerir las cifras de inflación española conocidas hoy y que  han mostrado que el IPC se disparó al 3% en enero en España, debido al encarecimiento de la electricidad y los combustibles, el mayor incremento del IPC en el mes de enero en seis años.

Además, las miradas se centran en BBVA, que mañana publicará sus cuentas anuales. Hoy sube un 0,13% hasta los 6,31 euros, pero no logra salir del canal lateral en el que se ha visto inmerso desde hace dos meses. Los bancos, que en los primeros compases se colocaban entre los primeros puestos del selectivo, van deshinchándose. Santander cae un 0,35% hasta los 5,18 euros; Popular cae un 0,10% hasta los 0,96%; Sabadell cede un 0,64% hasta los 1,39 euros; Bankinter se aleja de los 7,5 euros; Caixabank, que presentará resultados el jueves, hoy cede un 0,09% hasta los 3,39 euros y Bankia pierde más de medio punto porcentual y desciende a los 0,97 euros, pese a que Barclays le ha subido el precio objetivo de 0,8 a 0,9 euros. 

Atención a Repsol, que ayer por la tarde, tras echar la persiana el mercado, Repsol publicó cifras preliminares de producción del cuarto trimestre. La petrolera comunicó que en el último trimestre de 2016 produjo un 1,2% más que en el tercero, pero un 2,6% menos que en el mismo trimestre de 2015. Repsol alcanzó una producción de 679.000 barriles equivalentes de petróleo al día en el cuarto trimestre de 2016, una producción que supone 21.000 barriles menos diarios que los 700.000 fijados en su plan estratégico. Hoy cotiza estas cifras con un retroceso del 0,94% hasta los 13,62 euros, lo que le convierten en el peor valor del Ibex. Tendremos que esperar hasta el jueves 23 para conocer los resultados definitivos de la compañía.

En cambio, el valor que más sube es ACS, que se apunta una revalorización del 0,74% hasta los 28,59 euros.

En el grupo de blue chips, Inditex sube un 0,38% hasta los 30,76 euros después de que su competidora H&M haya publicado unos resultados que han gustado al mercado, pese a que en 2016 ha reconocido que ganó un 11% menos. Telefónica no se salva de la quema y cae un 0,11% hasta los 8,94 euros. Iberdrola, por su parte, cae un 0,29% hasta los 5,78 euros. 

En el Mercado Continuo…
Quabit 
sigue gozando del favor de los inversores después de que Arcano emitiera un favorable informe en el que preveía que la acción se pudiera revalorizar un 230%. Hoy la inmobiliaria se dispara un 7% superando los 3 euros. 

Fersa se revaloriza un 1,59% hasta los 0,64 euros después de conseguir un contrato de novación de su financiación con el Santander.

Zardoya Otis se deja un 0,90% hasta los 7,68 euros tras comunicar que en 2016 registró unas ganancias netas de 153,4 millones, lo que representa una subida del 2,5% en relación a los datos que obtuvo en 2015.