Desde el mes de febrero, la pensión media de jubilación en nuestro país alcanzó los 754,73 euros mensuales, lo que supone un incremento del 5,1% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos hechos públicos por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. El número total de pensiones contributivas de la Seguridad Social, que engloban las percibidas por jubilación, incapacidad permanente, viudedad y orfandad, crecieron un 1,5% interanual hasta situarse en 8.229.591 de pensiones abonadas. El gasto destinado mensualmente al pago de todas las pensiones también aumentó desde el 1 de febrero, hasta los 5.510 millones de euros, es decir un 6,5% más que en el mismo mes de 2006. País Vasco y Asturias son las Comunidades Autónomas con las pensiones más alta, con un importe mayor en ambos casos a los 800 euros. En total cinco comunidades más, Madrid, Navarra, Aragón, Cataluña junto con Ceuta y Melilla, disfrutan de pensiones por encima de la media del país. Por debajo de 600 euros y ocupando los puestos más bajos aparecen Murcia, Extremadura y Galicia.