Parece que tendremos una jornada tranquila, no hay datos de relevancia "y parece que la atención volverá a los temas macroeconómicos después de que ayer Portugal anunciara un plan de recortes para ayudar a que el riesgo estatal disminuya". 
Pendientes también del sector alimentario tras la adquisición de Lactalis de la división láctea de Puleva. Una operación "que ha sido a un precio superior al esperado y que es muy positivo para el valor". Sin embargo, lo que está pesando en Ebro Puleva es la tenencia de algunas cajas en su accionariado que han manifestado su intención de vender su participación". Algo que le puede pesar en el corto plazo.