La petrolera lidera las compras del selectivo español gracias al principio de acuerdo al que han llegado los miembros de la OPEP para congelar la producción de crudo. Esto es una promesa para la revalorización del petróleo que se podría traducir en mayores ingresos para Repsol.
 
Ayer los miembros del cartel de la OPEP acordaron congelar la producción de crudo, aunque este acuerdo no entrará en vigor hasta finales de noviembre, cuando el organismo celebre una reunión oficial. Esta promesa, en principio, debería tener un efecto de revalorización en el petróleo, pues puede llevar a que las reservas se reduzcan. Sin embargo, el problema está en los detalles y, es que Arabia e Irán habían aumentado su producción el mes pasado y, con una elaboración situada cerca de 33,24 millones de barriles por día, el acuerdo no parece la panacea. De hecho, hoy el petróleo Brent y el Ligero están descendiendo en torno a medio punto porcentual.
 
En cambio, para los inversores de Repsol se convierte en una esperanza que se juega en acciones. Hoy Repsol lidera las compras del Ibex 35 con una subida que ha llegado a rozar el 5% en el momento más álgido de la sesión, cotizando a 12,24 euros.  Pese al estirón, el valor no logra superar ninguna resistencia de relevancia. Su primera barrera está en los 12,50 euros, precio que coincide con el retroceso de Fibonacci del 50% de todo el movimiento de caída entre los máximos de 2015 y los mínimos de comienzos de este ejercicio. Por debajo Repsol se soporta en los 11-11,25 euros (38,2% de Fibonacci).


 
Los indicadores técnicos Premium ha cambiado su tendencia de alcista a consolidación pues, tras subir sin parar entre febrero, este verano ha comenzado a lateralizar el movimiento para consolidar precios. De hecho, el precio se ha metido por debajo de las medias de 14 y 40 sesiones que se están cruzando en niveles de 12 euros.