La Mesa del Turismo, que representa a una treintena de las principales empresas turísticas, espera que el puente de mayo sirva para reactivar el turismo interno en España. A pesar del descenso registrado en los primeros meses del año en el número de extranjeros que visitan nuestro país, el puente de mayo "se presenta como una gran ocasión de recuperar el tono en el turismo interno", según las previsiones de la Mesa. La organización considera que mientras dure la crisis, el sector debe girar su perspectiva y encauzar más sus esfuerzos hacia el visitante español que hace escapadas cortas, de fines de semana y puentes, a lugares de media distancia.
Se prevé que la mayoría de las personas que se tomen el puente de se desplacen en vehículo propio, a las costas levantinas, andaluzas y catalanas, en busca del sol y la playa.

Pese a la reducción en las salidas al extranjero, quienes viajen fuera de España lo harán principalmente al Reino Unido, ante la fortaleza del euro frente a la libra esterlina, y a otras capitales europeas.

Como en la Semana Santa, la Mesa del Turismo ha instado a los usuarios a beneficiarse de las grandes ofertas que todos los tour-operadores realizan, con ofertas y viajes de última hora a precios muy asequibles