La libra, que se había reforzado en los últimos días animada por los sondeos que apuntaban a que Reino Unido permanecería en la Unión Europea, desde esta madrugada ha retrocedido a marchas forzadas. En estos momentos la libra cae más de un 5% contra el euro:


EURGBP


 

No obstante, el hueco bajista es mayor aún en el enfrentamiento contra el dólar, pues los inversores buscan refugio en una divisa que no vaya a sufrir tanto por la salida de Reino Unido de la Unión Europea y ésa es el dólar. Hoy el par GBPUSD cede un 7,42%. Esta es una de las mayores caídas que experimenta el par históricamente. Ha tocado niveles de hace 31 años y se acerca a los 1,3725 euros del fatídico 11 de junio de 2001, el día más bajista de la historia de cotización del cruce.  
                         
GBPUSD



Otra divisa que suele funcionar como refugio y lo está haciendo en este escenario es el yen japonés. Contra esta moneda la libra está desplomándose un 10%. Esta reacción preocupa sobremanera al Banco de Japón, al cual no le viene bien que su divisa siga subiendo y podría llevarle a realizar nuevas inyecciones de capital, incluso antes de su próxima reunión del 29 de julio, para evitar más efectos económicos y de mercado indeseados.
 
GBPJPY


Los expertos de Goldman Sachs consideran que es incalculable el efecto depreciativo que la decisión de los británicos podría traer a su divisa pero, extrapolando un “escenario tipo” como el de Lehman Brothers, la libra esterlina se podría debilitar alrededor de un 11% y el euro un 4% en términos ponderados por el comercio frente a una cesta de monedas principales. La reacción Euro se calibra solamente considerando el efecto de un shock de Reino Unido, pero esta vez la extrapolación a la zona euro podría ser más significativa, consideran desde la casa de análisis.