El crédito al consumo ha comenzado a mostrar "claros signos de moderación" tras una larga etapa expansiva y cerrará el año con una caída del 20%, que situará la inversión nueva en 63.000 millones de euros, según estima un estudio de DBK.  El notable descenso de la actividad se enmarca en un contexto de deterioro de la coyuntura económica y de dificultad en el acceso a la financiación. La firma recuerda que el crédito crecía a tasas del 20-25% en los ejercicios 2004 y 2005, pero que inició una trayectoria de desaceleración a partir de 2006, con crecimientos del 11,3% en este año y del 6,7% en 2007. Así, en este último año el importe de los nuevos créditos concedidos se cifró en 77.500 millones de euros.


La financiación destinada a la compra de automóviles, tanto nuevos como de ocasión, representó en 2007 el 28% de la inversión nueva del conjunto de entidades, alcanzando un volumen de unos 21.500 millones de euros.

La participación de este segmento ha registrado una pérdida de peso en los últimos años como consecuencia del deterioro registrado en las ventas de automóviles, trayectoria que se ha acentuado en 2008.

Por su parte, el segmento de otros bienes de consumo y servicios (electrodomésticos, electrónica de consumo, mobiliario, equipos informáticos, viajes, estudios y servicios médicos, entre otros) reunió el 72% restante, con unos 56.000 millones de euros.

Las entidades de depósito, incluyendo bancos generalistas, cajas de ahorros y cooperativas de crédito, alcanzaron un volumen de inversión nueva de unos 39.600 millones de euros en 2007, con un crecimiento del 1,4%. Este grupo de entidades acaparó en 2007 el 51,2% de la inversión nueva total, frente al 53,7% contabilizado en 2005.

El grupo de entidades de financiación, que incluye bancos especializados en financiación y establecimientos financieros de crédito, ha venido ganando importancia en el mercado en los últimos años, pasando a suponer el 48,2% de la inversión nueva en crédito al consumo en 2007. Así, este grupo de entidades alcanzó una cifra de cercana a los 37.900 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 13% respecto a 2006.

La actividad de las entidades financieras en el área de crédito al consumo se encuentra altamente concentrada, de manera que las cinco primeras entidades (tres entidades de financiación y dos entidades de depósito) reunieron en 2007 el 37% de la inversión nueva total, mientras que las diez primeras concentraron el 53%.

El grupo de entidades de financiación presenta un mayor grado de concentración, de forma que en 2007 las diez primeras reunieron el 80% de la inversión nueva total captada por este tipo de operadores, mientras que las diez primeras entidades de depósito (bancos generalistas, cajas de ahorros y cooperativas de crédito) concentraron el 55% del volumen generado por este tipo de entidades.